lunes , 16 julio 2018
Home / Sin categoría / Autónomo dependiente o TRADE: todo lo que necesitas saber

Autónomo dependiente o TRADE: todo lo que necesitas saber

Autónomo dependiente o TRADE: todo lo que necesitas saber
Rate this post

El autónomo dependiente o TRADE es sin duda una de las figuras que más confusión genera. ¿Es lo mismo un autónomo TRADE que un falso autónomo? Esa es una de las preguntas más frecuentes, pero hay muchas más. Con un número creciente de autónomos, la idea de buscar un punto intermedio entre trabajador por cuenta ajena y propia es una salida para muchas personas. Sin embargo, ser autónomo dependiente también tiene derechos y obligaciones que debes conocer. Analizamos esta figura en nuestro blog.

autónomo dependiente

Qué es un autónomo económicamente dependiente

Hay varias maneras de denominarlo: autónomo dependiente, trabajador autónomo económicamente dependiente o TRADE. Esta figura está regulada en la LEY 20/2007 de 11 de julio del estatuto del trabajo autónomo. En ella se recoge que el autónomo dependiente es el que realiza una actividad económica de forma habitual para una persona física o jurídica, de la que dependen al menos el 75% de sus ingresos.

Sin embargo, para que un autónomo pueda ser considerado TRADE oficialmente, debe establecer un contrato por escrito con su cliente. Además, éste debe registrarse ante el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

Además, es importante destacar que un autónomo sólo puede tener la consideración de TRADE hacia un solo cliente. Sólo así se garantizará la norma principal de que el 75% de los ingresos provengan del mismo cliente.

¿Cumplo los requisitos para ser autónomo económicamente dependiente?

Antes de plantear a tu cliente la firma del contrato, debes asegurarte de que cumples con todos los requisitos para ser considerado TRADE.

  • Desarrollas tu actividad por tu cuenta, por lo que no tienes a cargo a ningún trabajador ni subcontratas a otra persona para esa actividad.
  • Dispones de tus propios materiales e infraestructura para realizar tu trabajo. Es decir, si trabajas con un portátil, aunque te desplaces a las oficinas del cliente, utilizarás tu propio equipo para desarrollar tu actividad.
  • Tú eres quién decide la organización del trabajo. Eres libre de decidir cuándo trabajas, y no respondes ante un jefe.
  • Este punto parece básico, pero por desgracia hay que recordarlo: debes recibir una contraprestación económica por tu trabajo. Siempre.

Si estás reflejado en estas situaciones, sigue leyendo. Porque puedes firmar un contrato para ser reconocido como autónomo TRADE y disfrutar también de una serie de ventajas con respecto al autónomo tradicional.

autónomo dependiente

¿Es lo mismo un autónomo dependiente que un falso autónomo?

Con la precarización del mercado laboral, la figura del falso autónomo ha crecido entre las empresas como una opción de disponer de trabajadores, pagando menos cotizaciones sociales que si se tratata de un trabajador de la empresa.

La figura del TRADE se creó para luchar contra el falso autónomo, aunque todavía son muy pocos los autónomos registrados como económicamente dependientes.

En ocasiones, el límite entre autónomo dependiente y falso autónomo es algo difuso. Así que vamos a arrojar algo de luz en este asunto.

Un autónomo dependiente pacta una serie de condiciones en su contrato: tarea a desarrollar, duración, fechas de entrega, etc. Sin embargo, debe ser él quién se organice el trabajo. Además, un autónomo TRADE siempre tiene la opción de trabajar para otras empresas, siempre que esos ingresos no superen más del 25% de sus ingresos totales.

  • Un falso autónomo debe ajustarse a los horarios de trabajo que le marca la empresa para la que trabaja.
  • Un falso autónomo no tiene capacidad de establecer libremente el precio del servicio que presta, sino que habitualmente le viene impuesto por la empresa de su cliente.
  • Un falso autónomo se integra en la estructura empresarial de su cliente: desarrolla su actividad en sus oficinas y es la empresa la que le proporciona el material necesario para llevar a cabo su trabajo.
  • Un falso autónomo tendrá las mismas obligaciones fiscales que un autónomo común, mientras en realidad está desarrollando un trabajo por cuenta ajena. Sin embargo, no disfrutará de las mismas medidas de protección social y laboral que si fuera asalariado.

Ventajas e inconvenientes de ser TRADE

Hay varios aspectos a tener en cuenta a la hora de decidir establecerse como autónomo dependiente. Para ayudarte a decidir si ser TRADE es para ti, repasamos una serie de ventajas e inconvenientes para que puedas decidir qué es lo que te conviene.

Ventajas:

  • Eres libre. Todos somos libres, lo sabemos 😉 Pero si eres TRADE, tendrás total libertad para decidir tus horarios, la forma de trabajar y establecer tus condiciones. No es algo que habitualmente puedan decir los trabajadores asalariados.
  • Vacaciones. Si de algo se quejan muchísimos autónomos, es que el negocio no les permite tomar vacaciones como quisieran. Sin embargo, si eres autónomo dependiente tendrás derecho a 18 días de vacaciones anuales. Aunque tampoco lances las campanas al vuelo. En las desventajas, te explicamos por qué.
  • Condiciones por escrito. Con la firma del contrato, estarás cubierto en caso de que el cliente no cumpla con alguna de las condiciones pactadas. Además, si eso ocurriera, tienes la posibilidad de rescindir el contrato por incumplimiento y tendrás derecho a cobrar la prestación por desempleo.
  • Permiso de maternidad. Las autónomas que se acojan a la figura TRADE tienen derecho a este permiso incluso aunque no hayan cotizado el mínimo de 180 días.

Desventajas:

  • No puedes contratar. Puede que en algún momento, todo vaya viento en popa y estés desbordado de trabajo. Sin embargo, no puedes subcontratar a otra persona siendo TRADE, mientras que si fueras autónomo sí podrías hacerlo.
  • Vacaciones… pero no pagadas. Así es, tienes estipulados por contrato unos días de vacaciones pero no son remunerados. Así que en este punto, no te alejas tanto de un autónomo corriente: si no trabajas, no cobras.
  • Dependencia. Pese a que eres libre de organizar tu tiempo, la realidad es que el trabajo que haces para tu cliente principal suele ocuparte buena parte del tiempo. Eso impide que tengas tiempo suficiente para buscar otros clientes y realizar otros proyectos.
  • Impuestos. Aunque seas un autónomo económicamente dependiente, debes hacer frente a las mismas obligaciones fiscales que cualquier autónomo. Así que el IRPF e IVA de tus servicios deberás declararlo tú y no el cliente para quién trabajes.

 

Cómo darse de alta como autónomo dependiente

Para ser autónomo dependiente el único requisito es firmar un contrato no laboral con tu cliente, en el que se estipule la duración, el trabajo o servicio que se va a realizar, días de vacaciones, etc.

Si necesitas orientación, puedes consultar la sede electrónica del SEPE, desde la que puedes descargar un modelo de contrato para personalizarlo según tus necesidades.

Si dispones de certificado digital, también podrás registrarlo telemáticamente.

¿Tienes más dudas? En Autonomoo estamos para asesorarte cuál es la mejor opción para ti. ¡Contacta con nosotros!

gestoria online, asesoria online, gestoria para autonomos autonomoo

Check Also

Comunidad de bienes: qué es y cómo constituirla

Comunidad de bienes: qué es y cómo constituirla5 (100%) 1 vote Empieza el verano y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.