lunes , 16 julio 2018
Home / Sin categoría / Gestión de costes para la toma de decisiones empresariales

Gestión de costes para la toma de decisiones empresariales

Gestión de costes para la toma de decisiones empresariales
Rate this post

Uno de los principales objetivos de la contabilidad de costes y de gestión radica precisamente en suministrar datos que apoyen el proceso de toma de decisiones empresariales, aspectos que te contaremos en este post.

costes

¿Que son los costes relevantes y los irrelevantes?

Los costes relevantes son conceptos de costes relativos al futuro que pueden verse afectados por la decisión que se evalúa en un determinado momento. Por ello, suele decirse que en el proceso de toma de decisiones sólo se deben tener en cuenta los costes relevantes a la hora de seleccionar entre varias alternativas posibles.

Por el contrario y frente a los anteriores, los costes irrelevantes son aquellos que no se verán afectados por una determinada decisión, es decir, son independientes de la misma. Aquellos costes en los que ya se ha incurrido o se incurrirá como consecuencia de una decisión ya tomada se consideran irrelevantes para la toma de decisiones.

Por ello, al evaluar diferentes alternativas posibles en relación con una determinada decisión es importante no caer en el error de tomar en consideración este último tipo de costes, ya que distorsionarían la información sobre el coste de alguna de las alternativas y, con ello, podrían conducir a decisiones erróneas.

¿Como tomar decisiones a corto plazo?

Costes

Muchas de las decisiones que se toman en la empresa en el horizonte temporal del corto plazo se sustentan en información de costes. Algunas de ellas son las siguientes:

• Fijación de precios de venta

En principio, es evidente que el precio de venta debería cubrir los costes totales incurridos en la elaboración de un producto o servicio. Con la información sobre costes fijos y costes variables por unidad vendida es posible realizar un análisis coste – volumen – beneficio de los distintos precios posibles, obteniendo así información de los resultados generados por cada combinación.

Sin embargo, para fijar precios de venta es preciso tener en cuenta también la estrategia de la empresa, así como otros factores externos determinantes como el precio que el cliente esté dispuesto a pagar, los precios fijados por la competencia y la existencia o no de restricciones legales en relación con los precios. En cualquier caso, la fijación de los precios de venta es una decisión de marketing que debe tomarse con los datos sobre costes.

• Fabricar o subcontratar

En este caso la decisión a tomar implica comparar los costes que desaparecerían en caso de subcontratar alguna de las fases del proceso productivo, con el precio ofertado por el subcontratista. Pero además, hay que considerar otros factores de tipo estratégico, tales como la calidad del producto, la garantía de que el subcontratista mantenga sus condiciones a largo plazo y la importancia estratégica que tiene para la empresa la función que se está evaluando.

Este último aspecto es importante porque, aunque en ocasiones resulte más barato producir fuera, una función clave para la empresa puede convenir que no se subcontrate. Por ejemplo, una empresa que utilice una fórmula confidencial para la elaboración de un producto no estará interesada en facilitar dicha fórmula al subcontratista.

• Eliminación de una parte (sección / departamento) de la empresa

Las decisiones relacionadas con este aspecto evalúan la conveniencia de eliminar productos, o dejar de trabajar para un cliente o grupo de clientes, o eliminar una zona de ventas o un canal de distribución, o eliminar una fábrica o planta, por ejemplo. En estos casos, es obvio que los ingresos del segmento correspondiente desaparecerían, pero en cualquier caso hay que evaluar los efectos inducidos en otros segmentos de la empresa. Por ejemplo, puede ser frecuente que al eliminar un producto se produzcan modificaciones en las ventas de otros productos, que en ocasiones pueden verse beneficiados y en otras salir perjudicados por la decisión.

La decisión de dejar de fabricar un producto o proporcionar un servicio depende de muchos factores, entre los que podríamos citar: las posibles minusvalías que se originarían al vender el inmovilizado con el que se fabrica, su carácter complementario de otros productos que fabrique la empresa, o el análisis marginal del producto contemplado. Por ello, las decisiones de este tipo, deberán estar siempre respaldadas por un adecuado análisis marginal de todos los productos que elabore la empresa.

• Sustitución de equipos productivos

Para evaluar este tipo de decisiones hay que comparar el ahorro en costes que se producirá con el nuevo equipo productivo con el coste de adquisición del equipo nuevo, del que habrá que deducir los ingresos por la venta del equipo viejo.

Otras decisiones que se pueden tomar a corto plazo

• Selección de la combinación de productos a vender más rentable.

• Efectos que sobre el beneficio origina un incremento de las ventas.

• Incremento necesario en el volumen de ventas que pueda absorber un incremento de los costes fijos, sin minorar el beneficio.

• Efecto que ejercen sobre los costes y beneficios posibles rebajas en los precios de los factores productivos o los productos.

• Efecto que sobre los beneficios originará un incremento de los precios de venta, con la consecuente disminución del volumen de ventas.

• Efecto de la creación de una nueva línea de productos o la diversificación de éstos.

 

gestoria online, asesoria online, gestoria para autonomos autonomoo

Check Also

Comunidad de bienes: qué es y cómo constituirla

Comunidad de bienes: qué es y cómo constituirla5 (100%) 1 vote Empieza el verano y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.