CERRAR UNA EMPRESA DE FORMA SEGURA Y EXPRÉS: CONTRATA AUTONOMOO

Cierra tu empresa de forma rápida, económica y sin complicaciones

Desde 375€

  • Piensas que el Coronavirus te ha afectado

  • Piensas que es hora de jubilarse

  • Piensas que tu empresa no tiene recorrido

  • Piensas que las condiciones del mercado no son óptimas

Ventajas de cerrar la empresa con Autonomoo

Sin cuotas administrativas ni igualas

Sin deudas con Hacienda

Sin cuotas a la seguridad social

Sin más obligaciones registrales

Proceso de la liquidación

1

Inicia el proceso de liquidación

Rellena el formulario y te enviamos un mail si cumples los requisitos para el cierre exprés.

En caso contrario te propondremos soluciones alternativas.

2

Te preparamos acta para el cierre de empresa

Te enviamos un email que tendrás que rellenar y en breve recibirás el acta de liquidación.

Nos ponemos en contacto con tu notario o te buscamos uno para que puedas ir a firmarla.

3

Acta notarial de liquidación y su registro

Una vez firmada en el notario, este la presentará en el Registro Mercantil.

No te lo pienses más

Solicitar estudio gratuito de viabilidad

El equipo de Autonomoo formado por profesionales con amplia experiencia se encarga de todo.

cerrar una empresa

Ventajas de cerrar la empresa con Autonomoo

Aunque no tengas ingresos ni actividad, si cierras una empresa solo mediante la comunicación de cese en la Agencia Tributaria, tus obligaciones fiscales y laborales no cesan.

Esto conlleva un peligro económico, ya que es posible que recibas alguna sanción por no haber presentado en tiempo y forma algunas de tus obligaciones:

  • Impuesto de sociedades
  • Cuentas anuales
  • Libros oficiales
  • Mantenimiento de capital mínimo
  • Libros sociales en el Registro Mercantil
      • Actas
      • Socios
      • Contratos

No generes más deudas con hacienda o la adminitración pública

No estarás obligado a:

  • Liquidar trimestralmente y anualmente el impuesto de sociedad (IS)
  • Liquidar trimestral y anualmente el Impuesto de Valor añadido (IVA)
  • Retenciones, etc

Finiquitas tu relación con la seguridad social:

No es necesario que sigas dado de alta en el régimen de autónomos, es una gasto más. Aunque estés inactivo.

Contacta con nosotros

Solicitar estudio gratuito de viabilidad

Estas son algunas de las PREGUNTAS FRECUENTES que suelen surgir en el momento de cerrar una empresa

Sí. El presupuesto que te enviamos incluye los gastos de notaría y los gastos de la inscripción en el Registro Mercantil.

Sí. Al estar validado por el notario, tiene la misma eficacia que si hubieras hecho este trámite de forma presencial.

Sí, y otros que se requieren para ayudarte a liquidar la empresa aunque no sea de forma exprés. Solo tienes que contactar con nosotros y pedir que te pongan con un asesor o un abogado. El coste no cambia.

Una vez procesada la información que te solicitamos junto con el notario y este la envíe al Registro Mercantil, será cuestión de pocos días.

Si tienes una sociedad limitada, no tienes trabajadores, no tienes deudas y estas al día con tus obligaciones tributarias y con el Registro Mercantil, puedes optar a nuestra solución EXPRÉS.

Sí, pero en ese caso se requiere algún paso más. Rellena el formulario, analizamos tu caso y te explicamos cuál sería el procedimiento.

Rellena formulario que te enviamos, te enviamos presupuesto con los gastos muy aproximados de otras entidades que necesites, notario, registro.

Cerrar una empresa

¿El COVID-19 te ha afectado? ¿Estás pensando en cambiar de negocio? Es posible que ya hayas tomado la decisión: «quiero cerrar mi empresa». Pero no sabes cómo hacerlo. Y te preocupa hacerlo mal y las consecuencias que puede traer.

Si este es tu caso, debes prestar mucha atención. Cerrar una empresa SL puede traer complicaciones y acarrear problemas en caso de que no se sigan todos los pasos. Si no cierras tu empresa de forma correcta te pueden seguir exigiendo obligaciones administrativas, fiscales, laborales y contractuales. 

Con Autonomoo, en cambio, el procedimiento de cierre es rápido y sencillo y te ahorra disgustos que te puedan sobrevenir en el futuro. Dicho de otra forma, hacemos que puedas cerrar tu empresa antes todos los registros públicos sin que te puedan derivar responsabilidades patrimoniales en el futuro.

De este modo evitas deudas con Hacienda, sanciones y multas, cobros de proveedores, cuotas administrativas, igualas y obligaciones registrales. 

Cómo cerrar una empresa

¿Qué hacer para cerrar una empresa? Muchos pequeños y medianos empresarios piensan que cumplimentando el modelo 036 ya pueden dar por cerrada su empresa. Sin embargo, de este modo te exoneras solo de algunas obligaciones administrativas y fiscales con Hacienda. 

Por ejemplo, dejas de tener obligaciones trimestrales con la Agencia Tributaria, como pueden ser el IVA o el IRPF.

Sin embargo, sigues teniendo que presentar el Impuesto de Sociedades y las Cuentas anuales. Esta situación de inactividad solo puede durar un año. Después debes reactivar la empresa o disolverla definitivamente.

Además, debes formalizar la baja en la Seguridad Social para que no te sigan cobrando las cuotas de autónomo. A esto se suma que si tienes trabajadores a tu cargo sigues teniendo obligaciones a efectos de la Seguridad Social.

Consecuencias de no cerrar una empresa con pérdidas o inactiva

Con la decisión de dejar inactiva una empresa cumplimentando y presentando solo el modelo censal 036 a la Agencia Tributaria no se acaba la responsabilidad de la sociedad ni de sus administradores. Sigue teniendo unas obligaciones que asumir con las distintas administraciones:

-Obligaciones con la Agencia Tributaria (Impuesto de sociedades)
-Registro Mercantil (Cuentas Anuales)
-Obligaciones con la Seguridad social (Baja de los administradores)
-Obligaciones contables

Entonces, ¿cómo cerrar una empresa sin actividad? La mejor opción si finalmente la sociedad no está activa más de un año o está en perdidas sin posibilidad de recuperación económica es la disolución.

Con esto evitas sanciones imprevistas y un ahorro económico a corto plazo. La disolución de una sociedad es un trámite con cierta complejidad y es mejor dejarse guiar por un profesional.

Si debido a las restricciones originadas por el Covid-19 te ves obligado a cerrar tu empresa, en Autonomoo ofrecemos un servicio exprés para que estas gestiones no te ocasionen problemas y no dejes ningún cabo suelto. Si no sabes cómo cerrar una empresa de forma legal, te ayudamos.

¿Qué se necesita para cerrar una empresa?

Como decíamos, para cerrar una empresa tienes por un lado que darla de baja en Hacienda. Esto consiste básicamente en rellenar el modelo 036, el procedimiento por el cual informas a la Agencia Tributaria de la voluntad de disolver tu empresa. En él tendrás que indicar las causas por las que quieres cesar la actividad empresarial.

Pero para que una empresa quede extinguida definitivamente es necesario que disuelvas y liquides la empresa. Eso significa que tendrás que hacer un acuerdo de disolución, un proceso de liquidación y la inscripción en el registro de la extinción de la sociedad.

Para poder optar al cierre exprés que ofrecemos en Autonomoo es recomendable que cumplas una serie de requisitos. Principalmente, que tu empresa sea una Sociedad Limitada, no tener trabajadores a tu cargo ni deudas y estar al corriente de pago de tus obligaciones fiscales y con la Seguridad Social.

Si no cumples estos requisitos, el proceso tendrá algunos pasos más. Por ello deberás rellenar nuestro formulario para analizar tu situación en concreto y proponerte soluciones alternativas.

Una vez elegida la mejor alternativa para tu caso, te enviaremos el  acta de cierre y te pondremos en contacto con un notario (si no lo tienes) para que vayas a firmarla. Él procederá a notificarlo en el Registro Mercantil. 

¿Cuánto cuesta cerrar una empresa?

Los trámites de cierre de empresa en Hacienda no tienen coste. Sin embargo, lo que de verdad te puede salir muy caro es haber cerrado la empresa sin tener en cuenta las responsabilidades patrimoniales, fiscales y administrativas que aún conservas en relación a tus proveedores de productos y servicios, entidades financieras o empleados, en caso de tenerlos.

Entonces, ¿cómo cerrar una empresa sin pagar luego por todos estos motivos? La solución es anticiparte y contratar nuestro servicio para realizar el cierre con todas las garantías.

¿Cómo cerrar una empresa con pérdidas?

Si una empresa tiene pérdidas, solo hay dos formas de cerrar la empresa si no hay dinero para liquidar:

  1. Que el responsable de la empresa se haga cargo de estas deudas de manera particular. De este modo no hay intervención judicial.
  2. Solicitar un concurso de acreedores voluntario.

Pasos para cerrar una empresa

Llegados a este punto, te explicamos qué hacer para cerrar una empresa paso por paso.

FASE DISOLUCIÓN DE UNA EMPRESA

Desaparición jurídica de la sociedad. En esta fase no se paraliza la actividad y todavía existe la posibilidad de reactivar la entidad. La disolución debe justificarse con una causa legítima, un acuerdo de la Junta General o una resolución judicial.

FASE DE LIQUIDACIÓN DE UNA EMPRESA

El proceso de liquidación consiste en realizar todas las operaciones comerciales pendientes, cobrar de los deudores y pagar a los acreedores.

FASE DE EXTINCIÓN DE UNA EMPRESA

Se trata de la formalización de Escritura de Extinción en Notaría e inscripción en el Registro Mercantil.

Trámites para cerrar una empresa

Hasta aquí sería el resumen. En la práctica, estos pasos implican una serie de trámites que deberás realizar para cerrar la empresa por todas las vías:

  1. Acuerdo de disolución.
  2. Escritura de acuerdo de disolución en el Registro Mercantil.
  3. Nombramiento de los liquidadores.
  4. Proceso de liquidación (convertir los activos de la sociedad en dinero líquido para hacer frente al pago de las deudas).
  5. Elaborar Balance final de liquidación.
  6. Satisfacer cuotas a socios.
  7. Inscripción en el Registro Mercantil Provincial correspondiente (asiento de cancelación registral).
  8. Pagar ITP y AJD si existe cuota de liquidación a repartir entre socios. 

Finalmente, en el plazo máximo de 1 mes:

  1. Baja de la entidad en el Censo de Empresarios Modelo 036.
  2. Baja de trabajadores si hubiese y cierre del centro de trabajo.

Cerrar una empresa sin deudas

Cuando no haya deudas ni créditos pendientes, el proceso de cierre de una empresa consiste en la disolución y liquidación simultáneas a través de acuerdo de la Junta General.

¿Se puede cerrar una empresa con deudas?

Cerrar una empresa con deudas también es posible, aunque entraña algo más de dificultad. Si lo que buscas es que no te puedan derivar la responsabilidad patrimonial de esas deudas en el futuro, en Autonomoo te ayudamos a conseguirlo.

¿Cómo cerrar una empresa SL con deudas? Hay varios casos a tener en cuenta. Cuando hay una situación de insolvencia que impide satisfacer las obligaciones económicas de la deuda contrída, el mecanismo para disolver la empresa es el concurso de acreedores.

Pero también se puede cerrar una empresa que tenga deudas y no sea insolvente. En estos casos será necesario pasar por tres fases: disolución, liquidación y extinción.

Algunas causas que justifican disolver una sociedad en este caso son: 

-Tener pérdidas que reduzcan el patrimonio a menos de la mitad del capital social o el capital social por debajo del mínimo legal. 

-Que transcurran dos años sin que la mayoría de las acciones o participaciones tengan voto.

-Que cese la actividad porque sea imposible conseguir el fin social o que se paralicen los órganos sociales.

-Periodo de inactividad superior a 1 año.

Cerrar empresa con deudas y abrir otra

Por lo general, para cerrar una empresa con deudas y abrir otra será necesario que se haya disuelto, liquidado y extinguido la primera. También será requisito haber pagado las correspondientes deudas.

Otra manera de abrir una nueva empresa es solicitar antes un preconcurso o concurso de acreedores de la empresa con deudas.

¿Se puede cerrar una empresa y volver a abrir?

Solo se puede reactivar la empresa durante el proceso de disolución y con un acuerdo de reactivación por parte de la Junta General. Además, para ello es necesario que haya desaparecido la causa que había provocado la decisión de disolver la empresa.

También se puede reactivar tras dejarla inactiva. La reactivación tiene que producirse en el transcurso de un año.

 

Contacto

Si tienes cualquier duda , estaremos encantados de ayudarte.